AGRUPACIÓN DE CROTOS LIBRES

Historia de Americo Casco

 

 

Historia de AMERICO CASCO "DIOGENES"(24-07-1913)


La Piedra Movediza, cae en el Tandil el 29/02/1912 (bisiesto); en abril nace "El Bepo", posteriormente Diógenes, ambos como desprendimiento de la misma, para perdurar por más de ocho décadas uno y el otro sigue pétreo.
Querer resumir la dilatada y esplendorosa vida de este último en una hoja de papel tamaño oficio, sería restarle a la posteridad un cacho del todo. Por ello es que circunscribiéndome a lo mas útil de esta vida narraré parte de lo tumultuoso de su currículum. Primero nos situaremos en que pasaba en el mundo en ese año de 1913: en música el compositor Igor Stravinski compone "La consagración de la primavera", Rabindranat Tagore recibe el premio Nóbel de literatura; en Buenos Aires se inaugura entre Pza de Mayo y Once el primer subterráneo de la ciudad; comienzan a abrirse lo que serían las diagonales Norte y Sur; por primera vez ingresa al Senado Nacional un legislador Socialista: Enrique del Valle Iberlucea; muere el teniente Manuel Félix Origone, al intentar unir en vuelo aéreo Buenos Aires con Mar del Plata; mueren también el general Lucio V. Mansilla (Una excusión a los indios Ranqueles), él en París y en Bruselas el Dr. Eduardo Wilde; hay agitación entre los obreros agrarios en Santa Fe y sublevación de presos en Tucumán, en ambos acontecimientos hay muchos muertos; aparece el diario "Crítica"; se publica El Hombre mediocre de José Ingenieros; llegan al país 364.000 inmigrantes y emigran 191.000 y para el tango, la unión de Vicente Greco y Francisco Canaro, para tocar en el salón "La Argentina" (Rodríguez Peña), se denotan los finales de la Guardia Vieja. ¡Que hermoso comienzo de década!
Diógenes nace en el centro de Tandil, a la inversa de Bepo en las canteras. Con muy poca escuela, empieza en la 11 y luego el 2º grado en la 21 de Villa Italia. Esa fue toda su instrucción primaria, que le ha sobrado para enfrentar la vida. Ayuda al padre en sus tareas de carrero, luego va ha trabajar de peón de imprenta y luego a los 14 años en lo de Ciao, barrer, soplar cajas, fundir plomo y minervista, hasta adquirir la tuberculosis. Para reponerse emigra al campo en busca de aire más puro y entra en una usina lechera de la cadena Magnasco de la zona. Era tal la explotación que escribe una carta al diario, se la publican y por ello lo echan. Sus croteadas comienzan entre los 14 y 15 años, que se interrumpen por lo antes narrado, para retomar a los 18 años un cruce por el Sur, llegando a Bahía Blanca y Valle de Río Negro con un tal Saturnino Fernández y luego por seis meses, laburando en la bolsa y en la fruta. Vuelven a la zona por Quequén, De Ferrari, Lumb, viven de la caza y de la pesca y luego entran de "catangos" en el F.C.S. ganando $2.- por día y le descuentan de comida $ 1,20. No les rinde y cada cual toma por su lado. Con un tal Esteban Quaglia sigue Diógenes por la vía Tandil - Rauch - Las Flores - Cachari, laburando de hojalateros- molineros y de alambradores a caballo (¿). La milicia lo llama y esta tres meses en el segundo grupo de artillería, por haber rendido las condiciones de tiro al blanco. Luego de una salida para la cosecha de trigo en una zona de Tres Arroyos, vuelve "al Tandil" y con ayuda del dirigente del partido socialista Juan Nigro, Trabaja vendiendo acciones para construir la usina eléctrica popular. Aquí hay un lapso en blanco hasta que aparece en Buenos Aires a fines de 1950 y va a parar aun conventillo de la calle Martín García. Se convierte en un "Croto de valija", como el dice y de ahí va al conventillo mal llamado "De la Paloma" de la calle defensa 735, pieza 15, (que iremos a visitar pronto). El lapso en blanco es ocupado en andar descardando campos por Tres Arroyos y la oficina de rentas en Tandil. Trabaja en una imprenta seis o siete meses en Capital Federal y el patrón lo culpa de haber roto un clisé y lo quiere hacer trabajar gratis un par de meses. Lo deja plantado. Acude a la familia Goñi y doña Eugenia, madre de Osvaldo Soriano, lo ayuda y conecta con Evencio Nares ( español, mejor dicho basko) que venido de Tandil a Buenos Aires se hace boxeador profesional y Diógenes pasa a ser su sparring. En otras cualidades de sus conocimientos laborales que lo ayudaron a vivir, aprendió dibujo lineal que le sirvió para la técnica en construcción metálica, radiotécnico reparador, pasó por la industria naval, y fue vendedor de autos cero kilómetro. Se casó por primera vez en 1939 y de ese matrimonio le sobreviven dos hijos. Al enviudar reincide, pero no hay como el primer amor que lo detalla como algo deletéreo, rubio de ojos claros . Nunca tuvo fortuna material pero por lo menos perdió alguna vez sus pocos bienes, que no los recuperó con poco esfuerzo. Hoy vive con sus 88 años en la Cabaña del Tronco Caído...¡ah! y me olvidaba, está aprendiendo computación, tocar el bandoneón por música ya no es atractivo para él, desde que están los bandoneones del Tandil. Todos los días agradece ver el sol y escuchar el canto de los pájaros que rodean su alcantarilla (cabaña de madera), en la barriada de La Granja, en el Partido de La Plata.


*Los informes de Diógenes, Lobo, Tango y Lechuza fueron recopilados por el Croto Tango)