AGRUPACIÓN DE CROTOS LIBRES

Literarias 

  Actualización permanente

 

L I T E R A R I A S

: "Sería en verdad una actitud ingenua esperar que las clases dominantes desarrollasen una forma de educación que permitiese a las clases dominadas percibir las injusticias sociales en forma crítica." Paulo Freire.

“La convención utópica implica una actividad intelectual que se afirma como autónoma, en el sentido de que obtiene su legitimidad únicamente de ella misma, de su búsqueda desinteresada, de lo verdadero, de lo bueno y de lo bello”.

Bronislaw Baczko.

“El avance hacia la utopía requiere de muchas batallas pero, sin dudas, la primera es la batalla cultural.” F. Gorini

 

Si no tomamos conciencia del desastre ecológico que el hombre ha desatado en nuestro planeta -la Argentina no queda excluida- las consecuencias serán terribles. (...) Todos debemos comprometernos a luchar sin descanso por la rehabilitación del aire, el agua y la tierra.
(De "De La Pampa a los Estados Unidos") René Favaloro

(El croto) "Es el bohemio de la ciudad trasladado al campo. El mismo tipo romancesco y belicoso. El mismo hombre, libertario por esencia, de pie al margen de las vías, como el otro de pie al margen de las sanciones burguesas" Rodolfo González Pacheco

       

Concienticemos para la PAZ

Cuando sembramos bombas y no semillas,
germinan muertos y no flores.

Cuando vivir es el pretexto para matar,
o morir sin motivo es el precio de vivir,
los inocentes riegan con su sangre
los jardines donde florecen
las victorias militares.

El oscurantismo religioso
y la prepotencia militar,
son dos peligrosísimas armas
de destrucción masiva que,
-disfrazadas bajo la piel aterciopelada
del amor a Dios o a la Patria-
esperan ansiosas el momento
de ser pisadas por gente como nosotros,
que lo único que pide
y quiere es poder caminar en:
PAZ

Bruno Kampel


M A

Si no hubiera ni un juguete armamentista,
uniformes escudos o banderas,
si no existieran tampoco las fronteras,
armas ni soldados en las guerras.

Cuán felices las madres en la tierra,
por no engendrar inútiles guerreros,
ni omnipotentes gobernantes ciegos,
sectarios, delincuentes o racistas.

Si no tuviéramos aquí, a nuestra vista,
desaparecidos, justicia sin encuadre,
acunaríamos alegres sin denuestos,
el utópico "Día de la Madre"


Pedro M. Ribeiro

                                  

Soneto de la dulce filosofía

La vida hay que vivirla lentamente

sin prisa, sin angustia, sin recelo,

como quien mira simplemente el cielo,

como quien bebe de una pura fuente.

 

Vivir entre el pasado y el presente,

vivir sólo lo hermoso, el noble anhelo,

sin descorrer el misterioso velo

de lo que ha de venir forzosamente.

 

Mira la rosa y goza con su encanto,

abre el pecho y el alma a la mañana

y pon tu vida en el amor y el canto.

 

Goza el frescor que de la noche mana,

trueca en sonrisa la acritud del llanto

y abre el sol y a los vientos tu ventana.

Fermín Estrella Gutierrez - Buenos Aires 1977

LOS LINYES

Van camino de la nada,

sin rumbo a cualquier parte,

sin estrés, bien distendidos,

todo por amor al arte.

 

La libertad los empuja,

los envuelve, los conmueve,

marchan con ritmo pausado,

no les importa si llueve.

 

Se detienen a su antojo,

descansan si tienen ganas,

comen si tienen hambre

y si no, no comen nada.

 

Asi son los linyes siempre,

sean Crotos o Vagabundos,

son mis hermanos queridos,

son los Monarcas del mundo.

                   "Tango" Linye del Siglo XX

           Dolce far niente

 

  Feliz yo que tendido boca arriba,

sin amo, sin mujer, sin nada de eso,

ni me duelo de Job ni envidio a Creso,

ni me importa que el diablo muera o viva.

 

  Indiferente a lo que el docto escriba,

en holganza constante me esperezo,

y después de roncar canto al bostezo,

y después de cantar, Morfeo me priva.

 

  Aquella maldición que Adán nos trajo,

de que al hombre le sude hasta su lomo,

para comer un poco de tasajo,

 

por una chanza del señor la tomo;

pues si yo he de comer de mi trabajo,

entonces, ¡la verdad! ...mejor no como.

                                                      Antonio Plaza 

 

  El mal compañero

Un gato que se hacía el socialista

con el designio de llegar a empleado,

se estaba tramitando un pollo asado

en la cocina de un capitalista.

 

  Otro gato, con lógica sectaria,

díjole desde el hueco del postigo:

- Piensa que yo también, querido amigo,

pertenezco a la clase proletaria.

 

  Bien sé, porque conozco nuestros fueros,

que si bajo, ese pollo que dispones

lo partirás conmigo en dos raciones

ya que por algo somos compañeros.

 

  -¡Ah no! - repuso el otro,  sin pudor -

Yo no divido nada con ninguno,

porque soy socialista en el ayuno

pero, comiendo,  soy conservador.

               "Trilussa" Carlos Alberto Salustri (Italiano)

 

  El último Croto

Un vientito libertario
cruzaba por mi moyera
cuando "cuadré" la "linyera"
con todo lo necesario.
A rumbos imaginarios
trazados en mis desvelos,
por las hueyas de mi suelo
partí con el "mono" al hombro,
como pichón con asombro
intentando el primer vuelo.

  En la cabeza, los sueños,
al pecho las esperanzas,
en el lomo la confianza
puse con todo mi empeño.
De los senderos el dueño
ocasiones me sentía.
y a las potras utopías
con mi anarco lazo crioyo,
le iba tirando con royos
mis versos y rebeldías.

  Un viejo poncho pesao,
que fuera herencia de tata,
y dos pares de alpargatas
y una lonita había alzao.
Sobre el "mono" iban colgaos
el "bandoleón" y "vitrola",
"matienso" y la "sin virola",
en la bolsa "bagayera"
junto a la crioya salmuera
picante como eya sola.

  P'atracar a'lgún galpón,
donde interesa la traza,
"copaychego" y "batarazas"
yevaba pa la ocasión.
"berretines un montón
que les copié a los mayores,
bolseros de los mejores
de los yamaos "pugilistas"
que pa las "bayas" artistas
eran más que estibadores.

  Sentao encima e'l "perico"
como pintao por Florencio,
si habré matiao en silencio
oservao por el milico.
Era cuco pá los chicos
de lejos lo presentía,
si un "pique" no conseguía
"baratiaba" en el galpón,
pá ganarme el "tarascón"
y seguir sobre la vía.

  Cuando a una estancia yegaba,
si habré peleao con los perros,
sin mostrarle nunca el "fierro"
(un detaye que cuidaba.)
Si a churrasquiar convidaban
pasaba y agradecía,
y si no, con cortesía,
con un campero lenguaje,
pedía, pa' seguir viaje,
las famosas "Tres marías".

  Al divisar un molino,
y si leña había cercón,
solía parar tranquilón
sin cuerpiarle al "guardahilos".
Después ganaba el camino
y en tiempos de deschalada
dejé la espiga pelada.
por muy poquito dinero
y algún guiso chacarero
que me comí en la ranchada.

  Así un tiempito pasaba
en la lucha como el chancho,
y después, como el carancho,
el vuelo enseguida alzaba.
A otra hueya enderezaba
bajo el cielo universal,
maldiciendo al capital
alambrador de terruños
y al tranco, cerrando el puño,
me aferraba a mi ideal.

                         Felipe Olivera Moreno

    Dedicado a los Crotos Libres de Mar del Plata.  El escritor es oriundo de la ciudad de  Madariaga, Provincia de Buenos Aires,  Argentina.

A LOS LINYES DE MAR DEL PLATA

Un saludo a los linyeras

compañeros de la vida

les voy a cantar enseguida

en la tierra tandilera.

Sin corbata y sin traje

han hecho ustedes el viaje

con el sol, la luna o el candil

hasta el pago del Tandil

y es por Bepo el homenaje.

Brindamos por Ana Maria

por el amigo Pedro también

nos conocimos recién

aquí en la tierra mía,

de caminar todos venían

con Delfor y con Mateo

por verlos en el caminos a todos

con el resto de la barra

si hasta veo una guitarra

en este grupo, aquí está

y con ella voy a cantar 

a todos los amigos míos.

Néstor Dipaola - Centro Cultural Chapalzofu

 

LOS NADIES - Eduardo Galeano

Sueñan las pulgas con comprarse un perro

y sueñan los nadies con salir de pobres,

que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte,

que llueva a cántaros la buena suerte;

pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca,

ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte

por mucho  que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda,

o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.

Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre,

muriendo la vida, jodidos, rejodidos.

Que no son, aunque sean.

Que no hablan idiomas, sino dialectos.

Que no profesan religiones, sino supersticiones.

Que no hacen arte, sino artesanía.

Que no practican cultura, sino folklore.

Que no son seres humanos, sino recursos humanos.

Que no tienen cara, sino brazos.

Que no tienen nombre, sino número.

Que no figuran en la historia universal,

sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

*****

El ginkgo

Es el más antiguo de los árboles. Está en el mundo desde la época de los dinosaurios. Dicen que sus hojas evitan el asma, calman el dolor de cabeza y alivian los achaques de la vejez.

También dicen que el ginkgo es el mejor remedio pata la mala memoria. Eso sí que está probado. Cuando la bomba atómica convirtió a la ciudad de Hiroshima en un desierto de negrura, un viejo ginkgo cayó fulminado cerca del centro de la explosión. El árbol quedó tan calcinado como el templo budista que el árbol protegía. Tres años después, alguien descubrió que una lucecita verde asomaba en el carbón. El tronco muerto había dado un brote. El árbol renació, abrió sus brazos, floreció.

Ese sobreviviente de la matanza sigue estando ahí. Para que se sepa.

----BOCAS del TIEMPO---
-Eduardo Galeano-
                                                
         
     

A LOS JOVENES de MARIO BENEDETTI

Que les queda por probar a los jóvenes,
en este mundo de paciencia y asco,
sólo graffittis, rock, escepticismo,
también les queda no decir amén.
No dejar que les maten el amor,
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria,
situarse en una historia que es la suya.
No convertirse en viejos prematuros,

Que les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina
cocaína, cerveza, barras bravas,
les queda respirar, abrir los ojos,
descubrir las raíces del horror,
inventar paz, aunque sea a ponchazos,
entenderse con la naturaleza,
y con la lluvia y los relámpagos,
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar.

Que les queda por probar a los jóvenes,
en este mundo de consumo y humo,
vértigo, asaltos discotecas...
También les queda
discutir con dios,
tanto si existe, como si no existe,
tender manos que ayudan,
abrir puertas entre el corazón propio y el ajeno.
Sobretodo les queda
hacer futuro,
a pesar de los ruines del pasado
y los sabios granujas del presente.

*******

CANCION AL LOCO MARIANO

El son de una campanada
cruza la plaza desierta
el frío corre en las calles
con otra llovizna a cuestas
y el Loco Mariano pita
en el umbral de la iglesia
pita un pucho humedecido
recostando su cabeza
entre ennegrecidos tarros
y un bolsón con ropas viejas.

Sus extraviadas pupilas
repasando los zapatos
inmensos como las horas
de puchos agonizando
y quiere sacarles brillo
como a los del Comisario
con una rota franela
hecha con papel de diario
con lo que llama betún
y yo conozco por barro.

Un tarrito de conserva
y una bombilla sin base
hacían de mate completo
para Mariano una tarde
ponía el sobretodo viejo
para que yo me sentase
a la vez que me alcanzaba
humeando su primer mate
y reía tras su barba
de profeta o loco errante.

No sé si sabría dormir
siempre lo vi caminando
al lado de cualquier ruta
de las vías, de los campos
y los perros lo corrían
haciendo perder sus tarros
y eran los puentes sus casas
y los linyeras hermanos
que en los asados de cuises
se acordaban de Mariano.

Loco Mariano te veo
haciendo fuego con marlos
friendo fritos pasteles
con puro aceite de auto
o te veo por las noches
con los perros disputando
algún tarro de residuos
como el de la casa de alto
donde tiran cosas malas
que le sirven a Mariano.

Loco Mariano recuerdo
la tarde en que preguntaste
porque lloraban los chicos
al verte cruzar las calles
Loco Mariano recuerdo
esta tarde en que temblaste
cuando te di la pelota
con colores de Los Andes
y entre las vías jugamos
tu y yo…como niños grandes.-

Letra/Música:Tito Moretti.-

***

de Claudio Falaschini. Diciembre 2009


A fin del año pasado me preguntaba qué es lo que nos hace, en estas fechas, estar en ese estado de éxtasis y celebración, más allá de lo estrictamente comercial o costumbrista que nos hace resonar con lo superfluo.
Y lo vinculé a los Ciclos, periodos recurrentes, ritmos presentes en todo el Universo. La alegría por el Renacer, por la hoja en blanco que se nos presenta ante un Año Nuevo o mejor dicho, Calendario Nuevo, elección arbitraria sin conexión con algún ciclo natural en particular.
Hoy nuevamente se cierra el círculo y se abre uno nuevo, y junto con el festejo por ese Renacer, quiero transmitirles mi reflexión y mi deseo.
En cada vuelta de esta calesita, en cada Ciclo, se nos acumulan experiencias, frustraciones, anhelos, esperanzas, alegrías, dolor por pérdidas… y nos vamos haciendo ciclo tras ciclo tras ciclo… cada vez más capaces y adaptables al entorno cambiante.
Y más conectados entre nosotros.
Y sobre eso reflexiono en este cierre de ciclo, como aprendizaje que me llevo en esta vuelta (nunca es tarde)
Siento que existe una interpenetración de nuestras conciencias, al compartir objetivos comunes e identidad entre todos. Los deseos de nuestros seres queridos, sus esperanzas, su sentido personal, lo que son, están representados en nuestros cerebros porque estamos cerca, porque compartimos momentos… porque estamos conectados.
Y así, sus maneras de ver el mundo, sus angustias, sus alegrías, sus más caras esperanzas son, de alguna manera, parte de nosotros.
Somos, cada uno de nosotros, seres que se nutren de información del entorno, información que pasa a formar parte de nuestro ser, que también afecta al entorno… que a su vez nos vuelve a moldear… y así continuamente durante nuestra vida, en una conexión circular entre el mundo y nosotros mismos, realimentándonos permanentemente.
Pero nuestra conexión circular se cruza con la de los otros, también.
Sabemos como siente y ve la vida la gente más cercana a nosotros.
Estamos entrelazados, contenemos multitudes.
Es extraño, pero maravilloso.
Cuando estamos cerca de alguien (un padre, un amigo, alguien que amamos) compartimos sus sueños, disfrutamos sus triunfos, nos estremece su temor, participamos de sus vidas…
En otras palabras, vivimos dentro de otros seres humanos y otros seres humanos viven dentro de nosotros.
Cada uno de nosotros es un individuo distinto, por supuesto.
Los libros que leemos, la música que escuchamos, el arte que experimentamos, todo lo que aprendemos y conocemos nos cambia, modifica lo que somos en pequeña o gran escala.
Vivimos vidas diferentes, tenemos pensamientos diferentes, sueños diferentes...
Sin embargo, también nos superponemos.
De alguna manera, yo soy como soy porque vos sos como sos.
Estamos, de alguna manera, conectados.
No lo digo desde la religión ni desde una idea poética, tampoco desde alguna fe. Sino desde el despertar de la Espiritualidad que nos da la Ciencia, que nos da el conocer cada vez más sobre la Naturaleza (que es nuestro maestro y que somos nosotros mismos, todo en uno), sobre el Universo que nos rodea, y sobre los múltiples universos interconectados que somos todos y cada uno.
Esa conexión nos da un sentido de inmortalidad, de cómo perduramos sobre nosotros mismos.
Siento que no residiremos en otro mundo más allá de lo terrenal después de la muerte.
Pero nuestros sueños, nuestras esperanzas, nuestros pedacitos de vida habitan y habitarán en aquellos que hemos amado, y con quienes hemos compartido este soplo de tiempo que es la Vida.
Y podremos continuar a través de ellos.
Algunas personas podrán decir que no es suficiente. Que tiene que haber algo más. Ojalá… no lo sé.
Pero para mi es suficiente. Y es maravilloso.
Entonces,
¿Cuál debe ser, finalmente, la dirección de nuestra vida?
¿Dejamos que las experiencias de la ira, el resentimiento, la amargura nos consuman o debemos dar cabida a la alegría, el perdón y la bondad?
¿Le otorgaremos inmortalidad a lo que tememos y a lo que odiamos, o a lo que amamos?
¿Qué aspecto de nuestra vida queremos conectar en la vida de los demás?
Deseo que en este nuevo año, tal como recordamos a aquellos cuyas vidas han contribuido a forjar lo que somos, decidamos qué es lo que queremos que recuerden de nosotros.
Ampliemos y profundicemos nuestras conexiones, con todos aquellos que amamos, y con todos aquellos que nos acompañan en este corto viaje.
No esperemos nada, ni milagros, ni regalos, ni buena fortuna.
Movilicémonos… hagamos que suceda, conectémonos desde el amor, cada vez más con todos, con Todo.
Porque de eso se trata vivir.
Y hagamos que el 2010, 2011… y todos los años y todos los días y todos los minutos y segundos de nuestra vida valgan la pena.
Por mas amor, que engendra paz.
Por más vida en este renacer del ciclo.
Por más conexiones.
Felicidades para todos. Los quiero mucho. Claudio 31 diciembre 2009
"Lo que hacemos por nosotros mismos, muere con nosotros.
Lo que hacemos por los demás y por el mundo, permanece.
Y es inmortal."
(Albert Payne)

*********

 

 

 

Para conectarse con nosotros

crotos@crotoslibres.com

 

 

volver a la pagina inicial