AGRUPACIÓN DE CROTOS LIBRES

 

Reportaje El Corredor

 

 

 

PEDRO MANUEL RIBEIRO TOLEDO

5 de marzo 2007

 


Ante una concurrencia que colmó las instalaciones del Centro Cultural Osvaldo Soriano, el 5 de marzo 2007, fue presentado el libro "CROTEADAS" de Pedro Ribeiro Toledo. El autor relata viajes por Argentina, América Latina y África, experiencias personales, artísticas, sociales, deportivas y creaciones literarias que le pertenecen.

El acto contó con la presencia del Secretario de Cultura de la Municipalidad del Partido de General Pueyrredon quien destacó la personalidad del autor, su filosofía de vida y la mirada que tiene de realidad. Dijo que era una alegría que se haya elegido ese lugar para dar a luz su libro y compartirlo con toda la comunidad.

Ana María Ordóñez, agradeció la presencia de amigos que viajaron de distintos puntos del pais para asistir al acto: Mario Alonso (El Bolson), Miguel Donato (Comodoro Rivadavia), Maidi Kupski (Oberá, Misiones), Lidia Sernesl (Capitan Bermúdez, Santa Fé) Carlos Luna, Norberto Tognetti, Dra. Olga Andreichik (La Plata), directivos de la Biblioteca Popular Bepo Ghezzi de Tandil y desde la Provincia de Corrientes, representantes guaraníes. Destacó la presencia de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), representante del Consejo Municipal de Cultura y de la Casa de la Amistad Argentina Cubana.

En uso de la palabra Ángel Mateo expresó que hacia mucho tiempo que no hablaba ante un auditorio tan concurrido y por un feliz acontecimiento como es la publicación de un libro.
No todos los días se publican libros y mucho menos con la originalidad de este libro y escrito por un Croto, ya que son pocos los Crotos que han escrito un libro.

Recordó a quienes iban en vagones, con mochila al hombro para recoger las cosechas. Y dijo que Pedro no solo hizo cosas de Crotos, sino que hizo "Croteadas" una palabra que todavía no esta en el diccionario de la Real Academia y que tiene el merito de haberla inventado y que ya se encuentra incorporada al léxico cotidiano.

Comparó a Cristo, Leonardo Da Vinci, el Che Guevara y a Pedro. Algunas comparaciones son que los cuatro fueron seres humanos y machos. Los cuatro fueron rebeldes. Los cuatro lucharon por la libertad, uno sigue la lucha los otros la siguen desde algún lugar. Marcó algunas diferencias; dice que los tres primeros tenían barba y pelo largo, Pedro lo contrario. Que Pedro además de caminar hizo muchísimos kilómetros en bicicleta y que fue a un lugar donde nadie quiere ir: a Guantánamo, documentado con una foto que está en el libro. Y dice que la diferencia más importante es que los tres primeros no están, en cambio Pedro y Ana María están aquí, les podemos criticar, preguntar lo que queramos, porque a ellos los tenemos acá.

Finalizó expresando que si bien no esta de acuerdo con el consumismo, con el "deme dos" propio de los argentinos, considera que ahora todos deben decir "deme tres" libros "Croteadas" para regalar a los amigos y parientes porque es un placer leerlo. Y amen, sí amen sin acento, que es lo más importante en la vida.

La presencia de Eduardo César Viglietti le puso poesía al acto. Solidaridad, amistad, austeridad, el valor de las cosas simples de la vida rescató de su amistad con Pedro.

En representación de la Casa de la Amistad Argentino-Cuba habló la Dra. Alicia Rodrigo, expresa que le conmovió el relato de Pedro Ribeiro sobre sus viajes en bicicleta junto a Ana María por la República de Cuba, recorriendo todos los rincones del país y descubriendo a su gente.

Susana Alija se refirió al Taller Literario del Club Kimberley del que participa Pedro Ribeiro.

Y Carlos Cogorno, periodista deportivo hizo llegar el saludo de Horacio Soro quien no pudo llegar por razones de salud y manifestó que se siente muy orgulloso de participar de las caminatas y pertenecer al grupo de los Crotos y ser amigo de Pedro y Ana Maria.

Los músicos, Jorge Rueda en saxo alto, Ana Maria Ordóñez en Saxo tenor, Carlos Maffei en trompeta, Diego Echeverría en bajo, Omar Ale en percusión y Pedro Ribeiro en guitarra cerraron el acto.

Sala B del Centro Cultural Martin de Pueyrredon

Ana María Ordoñez

Angel Mateo

Pedro Ribeiro firmando libros.

Integrantes de la Agrupación el día de la presentación del Libro.


*****

"Croteadas" es una crónica de hechos verídicos que describe una sucesión de aventuras. Viajes con episodios, tropiezos, alegrías y sucesos que debió enfrentar aplicando la experiencia. Anécdotas.
Pedro Ribeiro, hombre multifacético, supo unir una simple forma de vivir con el arte y el deporte. Cuenta su experiencia sin limites, al haber respirado cada rincón del país, América Latina y África en bicicleta o caminando. Desnuda cada uno de los paisajes que describe, culturas y costumbres diversas descubiertas en los escaparates imaginarios instalados al borde del camino.
Muestra una forma económica de viajar, con poca carga y en consecuencia más libre. Fue buscando una relación diferente con el lugar visitado. Le puso el cuerpo a la aventura, conoció la geografía, historia y costumbres ajenas, mezclando todo con la naturaleza compartida en ocasiones, con los compañeros de viaje.
El libro es un incentivo para realizar un viaje que siempre comienza como un sueño, delante de un mapa, o en los relatos de otros, porque en definitiva uno siempre se encuentra solo, de cara a la desconocido, frente a lo que parece una utopía, a la aventura. Solo hace falta decisión.
Y la experiencia, importa en la medida que se puede compartir y transmitir a otros. "Croteadas" es un libro de fácil lectura, apasionante, que ningún aficionado a la aventura de vivir, debe dejar de leer.


Biografía y "Croteadas"


"Croteadas" a su vez es una autobiografía. Y las biografías son historias de vidas que guardan correspondencia con la realidad. El biógrafo, cuando es uno mismo se mete a hurgar en su propia vida, desentraña el sentido que le ha dado e hilvana los hechos que considera significativos. Lo que importa entonces es el relato pues en definitiva la vinculación con la realidad asegura la veracidad de lo relatado según la mirada del escritor.
En la literatura testimonial el escritor es el portavoz de una verdad que se construye desde su propia vida y que legitima con el relato. El testimonio es la corroboración de su "verdad".
En este caso Pedro Ribeiro, también es la voz de los sin voz. Es la historia de aquellos que tuvieron historia, sin tener la posibilidad de escribirla. Muestra la forma de vida desde sus orígenes, que toca de cerca a la sociedad marplatense cuya población además de italianos y españoles, se integró con africanos que salieron de su tierra en busca de libertad y con aborígenes guaraníes que despojados de sus tierras se fueron trasladando a distintos lugares del territorio argentino. Tal la historia de su padre y su madre, que hicieron su aporte para la construcción de la ciudad.
Pedro Ribeiro, seduce con el relato y documenta la historia a través de la presencia de personas reales. "Croteadas" no apela a ningún juego narrativo. El relato en primera persona, hace que no pierda su espontaneidad, insertando vocablos, giros idiomáticos y puntuación propios del escritor.
El citar personajes-testigos le permite al autor despojarse de su individualidad o por lo menos usarla con cierta "discreción" para asumir la voz de otro. De quienes lo acompañaron durante el tiempo que dura su relato y que no tienen voz propia dentro de la escritura.
Esta despersonalización del autor, permite que el relato de su biografía sea un testimonio que le permite ser él mismo quien afirma o niega lo sucedido.
El eje de Croteadas, son recuerdos y lo construye a partir de lo vivido, que es la fuente de su saber. Así la única voz autorizada es la suya pero todas las cosas son fáciles de corroborar porque tiene testigos y eso lo coloca en una posición privilegiada. No trata de demostrar nada, simplemente de contar lo propio. Es el poder de la escritura.
La vida, como el texto, toma cuerpo y nace Croteadas. Voz que se escucha más allá de la ficción y de la historia. Verdades que se inscriben. Es un testimonio que sale a luz.

****

REVISTA "EL CORREDOR" Nro-. 118 - Marzo 2007

REPORTAJES A PEDRO RIBEIRO Y ANA MARIA ORDOÑEZ


Cuando comencé a compartir en carreras de calle, hace una década, solía observar con asombro a un moreno canoso, de trote cansino y pachorriento, sonriente y chicharachero. Por alguna extraña razón nunca nos detuvimos a conversar. Me enteré que lideraba una agrupación denominada Crotos Libres y llevaba una vida muy especial junto a esposa. En abril del 2006, en una sesión de "Jazz en Abril" dedicada a Julio Cortazar nos encontramos en un grupo reducido de espectadores con Pedro Ribeiro y Ana Maria Ordóñez, apenas intercambiamos breves palabras pero no olvidaré una frase que me dirigió: "tenemos los mismos vicios". Inmediatamenbte decidé hacerle este reportaje, cuando se lo comente a Maraude, me dio algunos datos que desconocía de esta pareja singular. La entrevista fue nuevamente breve ya que me demoré y tenía entradas para un Quilmes - Penarlo en el Polideportivo que se desarrollaría en pocas horas. El contenido esta debajo pero debo confesar que me conmocionó conocerlos, los admiro y los festejo. Pedro sigue el modelo de pensamiento y vida de uno de los filósofos griegos antiguos mas notables y extraños: Epicuro. Este maestro conducía una pequeña comunicad que cultivaba la amistad y la meditación enseñando a perder el temor a la muerte y a los dioses a vivir con el mínimo y lo necesario, sin lujos ni excesos. Pedro y Ana Maria son sus discípulos creadores, originales y generosos, sabios en el mas difícil arte: el de vivir. Trotadores, músicos, luthiers, ciclistas, escritores maestros, gozadores del placer de existir. Pedro presentó un libro en la Biblioteca Municipal, Croteadas de carácter autobiográfico, participe unos momentos del encuentro, el clima era de fiesta, con lectura, música, videos, junto a un circulo de amigos a la manera de Epicuro, Espero seguir disfrutando muchos años de ellos, gracias.

Juan Horacio Lamarche

¿Cómo fue tu primera relación con el correr?

Desde muy chico, cuando mi padre me iba a buscar al colegio, me cargaba la cartera y nos íbamos corriendo. Él era africano y me contaba que en África, en las épocas de sol (después estuve dos meses y lo comprobé) la gente comienza a correr por una leyenda muy popular que dice que si uno corre y alcanza la nube esta protegido por una suerte eterna, Entonces de chico corría en la sombra de una nube hasta la escuela 12 del puerto, una escuela de madera que ya no existe, hasta la Plaza Italia, cerquita de mi casa. Así empecé y después concurrí a la pista de Atletismo, cuando tenia 10 años el Sr. Albornoz me tomaba los tiempos y yo no se si lo hacia, pero siempre me quedó en la mente que corría los 100 mts. En algo mas de 10 segundos. Pero como tenía que pagarme los estudios, tuve que trabajar desde muy chico. Así que corría cuando podía.

¿Entonces abandoaste?

Por un tiempo. Pasaron los años y mi actividad musical me llevo a vivir de noche y a no bajar del escenario, y también el los Colegios como maestro de música. A los 30 años comencé a tener problemas de riñón, justo cuando estaba en una mejor situación económica y podía hacer deporte. Pero tuve la suerte de que en un Congreso me operara un gran médico, salve medio riñón izquierdo y empecé a correr, contra todos los pronósticos. Y hasta el día de hoy sigo corriendo.

La bicicleta es una gran compañera tuya ¿no?

Si, desde muy chico practiqué ciclismo. Me quedó un recuerdo, que en una carrera que se realizaba en el Club Navegación y Puerto - en lo que hoy es la manzana de los circos - corría con una bicicleta de hierro, ¡pesadísima! y un campeón argentino, Jorge Bátiz me prestó la bicicleta, era una pluma, era tan liviana que en una vuelta ya me entusiasmé y quise pasar a todos y me caí, me hice una raspadura de la oreja hasta el talón. Pero ya me quedó el amor por la bicicleta y con los años ya llevo como 25 o 30 caravanas a Tandil, con los veteranos. Y con Ana hemos hecho Mar del Plata - Cataratas en bici, Mar del Plata - Viña del Mar, cruzando la cordillera, todos los lagos del sur dos o tres veces en bicicleta. Dimos la vuelta a Cuba dos veces. Estuvimos en Cabo Verde (África) también recorriendo mucho en bicicleta y corriendo. Entre Ríos lo conocimos en bicicleta también....

¿Y el maratón cómo te trató, corriente alguna vez?

Corrí todas las distancias, me falta el maratón, llegue hasta los 21 kilómetros, algún día lo voy a hacer. También tiré jabalina y he hecho el pentatlón. Fui campeón argentino en esa especialidad (seguramente porque había muy pocos) bromea. Viajamos a todas partes, compitiendo o participando. Nos juntamos con otra gente que ama este deporte que no es mercantilista.

¿Qué son los Crotos Libres?

Creamos hace muchos años la "Agrupación de Crotos Libres" aprendimos a caminar, a recorrer senderos por todas partes del país, con bajos costos, con poca ropa. Muchas veces uno se quiere parecer a los griegos antiguos, compararse con los que hacia Diógenes o Epicuro, se parece un poco a lo nuestro ¿no? Disfrutar la vida con las cosas simples, con lo que se posee, no tener miedo al futuro, ni a los dioses, ni a la muerte. ¡Tenemos tanta vida! que para qué le vamos a tener miedo a la muerte? Y los Crotos sencillamente con unas alpargatas y un pantalón recorrían y disfrutaban de la naturaleza... Una vez hicimos una caminata saliendo desde Ayacucho y nos encontramos con los Crotos de Tandil (sin conocerlos) en una estación llamada Cangallo y nos miramos y éramos iguales, nosotros a ellos. Así nos dimos cuenta que no estábamos equivocados, porque a veces a uno le preguntan porqué corre o camina tanto, o porqué en bicicleta... ¡es una locura!. Al final, a uno a veces lo dejan pensando que está insano porque hace eso. Y es al revés.

¿Y la música siempre te gustó?

A los tres años y medio me regalaron una armónica y a partir de eso mis padres que eran músicos, se dieron cuenta de que tenía condiciones naturales. Después elegí la guitarra, también trompeta. Viví mucho tiempo de la música, hice mucho jazz, toqué prácticamente en todo el país, salí al exterior también. Es más, toco y fabrico instrumentos, soy luthier, arreglo... instrumento que no tengo lo hago en mi pequeño taller. Toqué con todas las orquestas de Mar del Plata de jazz. También intervine en una de las primeras maratones de jazz que se hicieron en la ciudad. Y en los últimos 20 años cree la orquesta para nueve músicos de todos los estilos, yo hice los arreglos, llamada Clericó. A veces el presupuesto no da para ir todos y entonces vamos menos, hasta fuimos con Ana solos porque ella también toca el saxofón.

¿Compartiste el escenarios con gente famosa?

He estado en escenario con Toquiño y Vinicius, he estado con Piazzola, con Cacho Tirao... En el 59 fundamos la Asociación Guitarristica Marplatense, que es la entidad que en Mar del Plata ha hecho mas recitales de música, siempre en forma gratuita, ya llevamos realizados alrededor de 2700 conciertos consecutivos, los ultimos sábado de cada mes y además vamos a los barrios, Sociedad de Fomento, por los vecinos. Tuve también por muchos años una orquesta de 40 chicos, "Los Grillos" se llamaba. Incursioné en el tango, toqué el bajo eléctrico, porque había pocos bajistas que leyeran música, así que fui de los primeros que tocó el bajo eléctrico en Mar del Plata.

¿Y das clases de música?

Fui profesor de instrumentos autóctonos en el Polivalente de Arte, profesor de guitarra eléctrica y clásica. También escribo música para armónica y enseño el instrumento por música, no de oído. Enseño percusión, colecciono partituras. También tuve una grabadora de discos, grababa casamientos, cantores, etc. con discos de cartón a fondo de aluminio. Con nitrato de celulosa.

El Libro

Yo nací en Mar del Plata, mí padre era africano y mi madre guarani, ellos también eran músicos y mi abuelo fue clarinetista. Ahora con mis 67 años veo que he hecho muchas cosas, alguna las dejé pero me gusta estar en plena actividad. Y bueno, estas y muchísimas cosas mas las vuelco en un libro que acaba de ser presentado y que se llama Croteadas. (Reportaje a Ana María Ordoñez)

****

28 de abril 2007

Biblioteca Popular "Bepo Ghezzi"de Tandil

Presentacion Libro "Croteadas"

 

 

Los escritores Hugo Nario y Ana Maria Ordoñez junto a Pedro Ribeiro, comentan actividades.

***

"Croteadas"

en la 33° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

del 19 de abril al 7 de mayo de 2007

 

Escritores marplatenses en el stand 2609 (Sector Amarillo) de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) presentando el libro "Crotedas"

Escritores marplatenses junto a Nino Ramella y Silvia Diaz en el stand 5009 (Sector Ocre) de Mar del Plata

****

"Croteadas"

en la 3ra. Feria del Libro Mar del Plata

Cont. Angel Mateo - Esc. Ana Maria Ordoñez - Prof. Juan Lamarche - Esc. Leonardo Tasca

Palabras del Profesor Juan Horacio Lamarche, en el acto de presentación del libro, el día 8 de octubre 2007, en el espacio Armando Chulak de la Feria del Libro.

Croteadas es un libro de viajes, tal como los antiguos textos de Homero, La Ilíada y la Odisea, el Ulises de Joyce o como tantas novelas argentinas, Rayuela y Los premios de Cortazar, el Adan Buenosayres de Leopoldo Marechal y Caterva de Juan Filloy. Claro, un viaje tiene un destino, una meta, un principio y un final pero también sabemos que lo mejor es el camino, el andar, como decía el poeta Machado. Los caminos de Pedro Ribeiro, en el caso de Croteadas, están bellamente simbolizados en la foto de tapa camiando con Ana María por los rieles frente a la estación Chapadmalal, representación de senderos y encuentros con la dinastía familiar, relatos de infancia y adolescencia, la iniciación en la música, los viajes en bicicleta a Cataratas, Corrientes, Chaco, Vela, por Cuba y la patria de sus padre, Cabo Verde. Más cuentos, poemas, fotografías de los viajes y de sus actividades deportivas, maratones, saltos de obstáculos, salto en largo, jabalina, nada de lo musical, artístico y deportivo le es ajeno a Pedro.

Pedro es también un filósofo, sigue las enseñanzas de Diógenes el cínico y la escuela griega de El Jardín, liderada por el maestro Epicuro. Epicuro enseñaba teorías que conducía al buen vivir a través del placer, no al placer de los sentidos, sino al sereno disfrute del placer de existir, el combate contra los sufrimientos o la misión de aceptarlos dignamente. Para ello esta escuela presentaba el llamado cuadrifármaco que es sencillo aunque difícil de asumir: Los dioses no son de temer/ la muerte no es temible/ el bien fácil de adquirir/ el mal fácil de soportar. Croteadas: libro de viajes, viajes por el país, por el mundo y por sobre todo por los afectos, los amigos y las ideas de libertad y de justicia, pero ante todo un viaje hacia sí mismo en la línea del imperativo de Nietzsche de lograr ser el que somos. La agrupación que el fundara Crotos Libres, es un ejemplo, así también esa Cumbre Internacional de crotos realizada en Mar del Plata en septiembre de 1996 y registrada en el libro.

El poeta portugués Fernando Pessoa lo expresó magistralmente, no hay viajes sino viajeros. Es el viajero el que imprime su sello, su fragancia, su emoción, su ética a cada viaje, Pedro Ribeiro construyó su propia vida como un poema, una pieza musical o una escultura, con formas y disformas, marchas y contramarchas, gozos y dolores, consiguió lo que el pensador francés Michel Foucault caracterizó en sus últimos estudios: una ética como estética de la existencia, aquí estamos para disfrutarlo, en el libro y en su persona.

Epicuro: "El estado de felicidad y bienaventuranza no lo alcanzan ni la multitud de riquezas ni la majestuosidad de las profesiones ni jefatura de poder alguno, sino la alegría y suavidad de sentimientos y la disposición del alma que define los propios bienes de la Naturaleza."

Conclusiones de la cumbre de crotos 1996:

1. Ser caminantes felices, aún en los lugares donde los hábitos de vida intentan lo contrario.
2. Creer en utopías.
3. Amar el tiempo propio y de los demás, respetar todas las filosofías de vida, prácticas religiosas o políticas.
4. Llevar en el bagaje otras "Tres Marías"*. Sueños, alegría y solidaridad.
5. Promover el deporte no rentado.
6. Tomar de la naturaleza lo necesario, sin depredar.
7. No pedir ni mendigar. Apoyar todas las formas de trueque.
8. No provocar la cadena de hábitos del chupete, goma de mascar, gaseosa, tabaco, alcohol, droga.
9. Fomentar la alimentación equilibrada.
10. Respetar el ocio creador.
11. Comprender a los que no pueden llegar a ser austeros o son adictos al trabajo compulsivo.
12. Consumir, gastar y trabajar menos, para alcanzar una vida placentera.
13. Recurrir a los libros, igual que los primeros
Crotos, para ser cada día más libres.

· Denominación que se daba a la galleta, carne y yerba.

****

de "PRENSA ESPAÑOLA"
Nro. 18 - Diciembre 2007 - Pag. 22

"CROTEADAS" Narrativas y Rimas


Con la responsabilidad editorial de ET Ediciones Pedro M. Ribeiro Toledo nos ofrece en su libro "Croteadas" una autobiografía disimuladamente emocionada.

A este hombre nuestro de todos los días, que junto a su compañera de ruta, Ana Maria Ordóñez nos sorprende cada tanto con algo nuevo de su polifacética personalidad, de pronto lo vemos incursionando en televisión, asumiendo personajes que cuesta encuadrar en algún género conocido, como también ofreciendo un concierto de guitarra o invitando mediáticamente a la población a caminar hacia cualquier parte, arropado por la "Agrupación de Crotos Libres" entidad a la cual ambos son sus principales referentes.

En el comienzo de su obra, presentada recientemente en el Centro Cultural Osvaldo Soriano a sala plural de afectos, Pedro Ribeiro reseña su historia familiar y las desventuras de sus antepasados emigrantes. Al concluir estas primeras páginas uno comprende por qué es anarquista. A ello le sigue una amena descripción de sus incontables viajes adornados de luces y sombras, incluyendo el encuentro con la tierra de sus mayores. Se trata de una obra no tradicional pero de amena y útil lectura. Sus páginas tienen la virtud de aconsejar caminos estrechos de difícil tránsito con los pasaportes tradicionales.

****

Pedro Ribeiro en el stand de Mar del Plata el 28 de noviembre de 2008 firmando ejemplares de "Croteadas".

 

30 diciembre 2008 al 3 enero 2009

RAID CICLISTICO MAR DEL PLATA - LOBERIA - MAR DEL PLATA - 400 KM.

******
25 de mayo 2009

Pedro concluyó el horno de barro (leer más)

Treinta días ininterrumpidos de labor y quedó concluído la construcción del horno para uso colectivo. Se cumplió con la entrega de lo que había sido una utopía durante muchos años: hacer un horno con propias manos, sin presupuesto oficial ni costo alguno, utilizando elementos reciclados y con la alegría de pensar que tampoco se gastaría un solo peso, dólar o euro para cocinar posteriormente.

Así fue, el 25 de mayo se realizó, el acto no oficinal ni gubernamental y sin bendición religiosa alguna, la inauguración de la obra. Llovió copiosamente desde la noche anterior, pero ello no fue motivo para suspender la solemne ceremonia.

El nuevo horno será el principal motivo de reunión, después de las Croteadas a cualquier parte, para compartir almuerzos e intercambiar opiniones sobre el sistema, la libertad, el ocio creador, el robo del tiempo, o algún otro tema profundo y trascendente que siempre se trae a consideración..

Ana María Ordóñez


*******

Etapas de la construcción del Horno Ecológico (de barro)

 

*******

9 de abril 2012

Medalla de Oro en el torneo Bonaerense año 2012

****

28 setiembre 2012

FELICITACIONES!!! Pedrito es subcampeón argentino en la carrera de 2000 mts. con obstáculos.

XXXIII Campeonato Argentino de Pista y Campo realizado en la ciudad de Mar del Plata entre los días 28 y 30 de setiembre 2012 - Los Crotos, disfrutamos de su participación con sus 73 jóvenes años.

***

4 de octubre 2012

Acto realizado en el Automóvil Club Argentino Filial Mar del Plata con motivo de haber sido designado Pedro Manuel Ribeiro, Socio Vitalicio de ese Club. De manos de Héctor Cesar Fiorda, Presidente de la Filial local, con el marco de una cálida reunión, recibió un “especial reconocimiento por el valioso aporte que brindara a la Entidad durante tantos años de afiliación”.

***

Obra del artista plástico Mauricio Battistelli "Caboverdeano marplatense"

 

 

 

 

 


 

volver a pagina inicial

 

 

Diseño Web

triadavis@mail.com